Aprende a detectar noticias falsas y verificar información: curso online y presencial

¿Has recibido una foto y hay algo que no te encaja? ¿Ese vídeo que te han enviado por WhatsApp te suena haberlo visto antes? Internet facilita la propagación de bulos y noticias falsas: hoy, cualquiera puede crear contenidos y compartirlos rápidamente a través de las redes sociales, sin ningún control acerca de su procedencia. Estamos expuestos, más que nunca, a caer en la desinformación.

Sin embargo, el mismo Internet que difunde rápidamente todo tipo de desinformaciones, también nos proporciona las armas necesarias para contrarrestarlas.  Para comprobar la veracidad de contenidos y de individuos existen en el ecosistema digital todo un catálogo de técnicas y recursos digitales. Podemos comprobar la veracidad de las imágenes y vídeos sospechosos que nos llegan usando las herramientas de verificación que Internet pone a nuestra disposición, como la búsqueda inversa de imágenes de Google.

El curso Alfabetización mediática y digital. Herramientas para verificar la información en la era de las fakenews pretende ayudarte a sortear los bulos y estar bien informado. Te enseñaremos como luchar contra la desinformación recibida a través de diversos soportes y formatos, usando las herramientas y técnicas digitales que internet pone a nuestro alcance. Asistiendo a este taller aprenderás a:

  • Rastrear el origen de fotografías y comprobar si una imagen está trucada.
  • Chequear si un vídeo había sido subido anteriormente a Internet.
  • Comprobar la veracidad de perfiles personales haciendo seguimiento de perfiles en redes sociales y realizando búsqueda inversa de fotos de perfil.
  • Trazar redes de conexiones a partir de usuario o hashtag usando herramientas que permiten extraer información sobre cuentas en Twitter y detectando así campañas encubiertas.
  • Verificar si un sitio web es fraudulento, conocer quién es dueño de esas webs y recuperar versiones antiguas de páginas web.
  • Geolocalizar comprobando si la imagen del lugar de los hechos coincide con la real.
  • Comprobar el tiempo atmosférico en un lugar y fecha determinados para ver si coincide con el que refleja una noticia.
  • Instalar extensiones de verificación en tu navegador que te indican si un contenido es cuestionable o el sesgo ideológico de un sitio web.

El taller, que se celebrará los días 2 y 3 de octubre en el Centro Asociado de Tudela, cuenta con 0.5 créditos ECTS. Se puede asistir también de forma online, en directo o en diferido. Más detalles sobre la inscripción aquí.

Créditos imagen: by Wokandapix from Pixabay

Desinformación y bulos: la otra epidemia de la COVID-19

Con la llegada del coronavirus, los bulos no se han hecho esperar. Algunos incluso rodeados de un aura de información científica. Desde que el virus fue creado en un laboratorio canadiense (o chino, o ruso, o estadounidense, según el caso), que se transmite a través de picaduras de mosquitos o que la orina infantil, la nieve, el frío o beber líquidos calientes lo mata, hasta las alarmas sobre la mutación del virus en cuanto a su letalidad, son todas informaciones carentes de evidencia científica y no contrastadas.

Para aprender a verificar información correctamente, la Biblioteca UNED ha organizado el Curso de Extensión Universitaria Alfabetización mediática y digital. Herramientas para verificar la información en la era de las fakenews, que podrá seguirse presencialmente en el Centro Asociado de Tudela los días 2 y 3 de octubre. También se ofrece la posibilidad de elegir la asistencia en diferido a través de internet. El curso, que cuenta con 0,5 créditos y 15 horas lectivas, tendrá como objetivo dotar a los participantes de filtros, técnicas y herramientas para detectar noticias falsas, defenderse de bulos y desinformaciones y hacerse con un sano hábito, el de cultivar un cierto escepticismo ante cualquier información. En particular, se formará en el manejo eficaz de las aplicaciones web orientadas a detectar manipulación digital y en el reconocimiento de fuentes fiables e identificación de indicios de calidad.

En esta línea, el pasado 6 de abril la Biblioteca UNED coordinó el taller gratuito a distancia Verificación online: herramientas y técnicas contra la desinformación, que será impartido por Google News Lab, en streaming a través de hangouts. Dirigido a todo el mundo interesado en mejorar sus habilidades de detección de noticias falsas y verificación de contenido en línea, mostró diversas herramientas avanzadas para hacer fact-checking, técnicas de verificación de imágenes y vídeos, así como recursos para analizar el origen de una página web, su historia, etc. El taller fue impartido por Pablo Sanguinetti, escritor, periodista y Teaching Fellow del Google News Lab para España y Portugal.

Para luchar contra estos bulos y desinformaciones hemos de cultivar un hábito de sano escepticismo, siguiendo unas normas básicas de verificación de información, especialmente ante la que nos llega de las redes sociales:

  • Comprobaremos la fiabilidad de la fuente y del autor.
  • No nos quedaremos en el titular, leeremos más allá y averiguaremos sobre el contexto. Los titulares alarmistas buscan nuestro clic, es necesario leer todo el contenido en informaciones muy llamativas.
  • Obviaremos cadenas de WhatsApp que no indican quien es el autor, la fuente o fecha del contenido. En el mismo sentido, no tendremos en cuenta audios o vídeos de los que no conocemos su origen.
  • Si una información nos resulta sospechosa, la buscaremos y contrastaremos con otras fuentes de información que sepamos son rigurosas. Googléala y compara los resultados obtenidos.
  • Nunca reenviaremos información sin comprobarla previamente.
  • Consideraremos el sesgo ideológico de los contenidos excesivamente politizados. En situaciones de extrema incertidumbre como la que vivimos, la desinformación interesa para sacar rédito político o beneficiarse económicamente.
  • Nos cuidaremos de las pseudoterapias. La ciencia puede probarse con hechos y su publicación se somete a un sistema de control, mientras que la pseudociencia se basa en hipótesis y teorías no probadas.
  • Comprobaremos la veracidad de las imágenes y vídeos sospechosos que nos llegan usando la búsqueda inversa de imágenes de Google.

Recurriremos, por tanto, a recursos de información fiables y oficiales para verificar las informaciones sobre COVID-19:

  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) Aporta información actualizada sobre lo que está sucediendo con el coronavirus a escala mundial. Ofrece recomendaciones de viajes, informes de situación y mejores prácticas de prevención.
  • Centers for Disease Control and Prevention. Ofrecen actualizaciones de estado sobre casos de coronavirus en los EE. UU. y en el extranjero, así como información sobre pruebas, prevención y tratamiento, recomendaciones y recursos para grupos específicos (escuelas, hospitales y aerolíneas, por ejemplo). En Europa, el Centro Europeo para la prevención y el control de enfermedades (ECDC) ha dedicado un sitio al tratamiento del Coronavirus.
  • El Ministerio de Sanidad y Consumo. Ha credo un portal específico con información actualizada sobre el brote, dirigida a los profesionales sanitarios y a la ciudadanía con recomendaciones sanitarias y de salud pública de interés general.
  • Cruz Roja Española. Información y recomendaciones específicas de prevención y contención de la epidemia por COVID19.
  • Webs de salud contrastadas y profesionales sanitarios con experiencia y conocimientos.

Además, sitios webs de verificación de datos como Maldita Ciencia o Saludsinbulos están recopilando bulos originados tras esta pandemia. Permiten comprobar información, enviar dudas, destapar noticias falsas y mantenernos correctamente informados. Las denuncias de bulos debemos hacerlas llegar, también, a la Policía Nacional y Guardia Civil, que cuentan con equipos específicos dedicados a investigar delitos telemáticos.

Es normal sentir preocupación ante la propagación del coronavirus pero no debemos dejarnos llevar por el pánico y seguiremos las recomendaciones que nos llegan del Ministerio: lavado concienzudo de manos y disciplina social en cuanto a aislamiento.

Créditos imagen: Photo by Tonik on Unsplash

Encuesta Biblioteca Campus Norte: escuchamos tu opinión

Alta satisfacción respecto a las instalaciones de la Biblioteca de Campus Norte. Esta es la principal conclusión que se extrae de la encuesta de satisfacción sobre la construcción y equipamiento que ofrecemos en este centro. Estudiantes, docentes, investigadores y personal usuarios de esta biblioteca nos habéis expresado vuestra opinión durante el pasado semestre mediante una encuesta de satisfacción. A todos os agradecemos vuestra colaboración y consideraciones, muy valiosas para la mejora y desarrollo de nuestro centro, así como las felicitaciones, que nos animan a seguir trabajando para ofrecer un mejor servicio.

A continuación trataremos de dar respuesta a vuestras sugerencias y comentarios.

El ruido proveniente de los despachos y la sala de trabajo en grupo es la queja más frecuente en cuanto a las instalaciones de este centro. El aislamiento de estos habitáculos no es el adecuado debido al diseño de las instalaciones y a la propia configuración de la biblioteca. Se está consultando con la Oficina Técnica de Obras y Mantenimiento de la Universidad las posibles opciones para aislar estas partes de la biblioteca y aminorar el ruido.

La queja del ruido proveniente del teclado de los portátiles con los que trabajan otros usuarios en la sala de estudio puede solventarse solicitando acceso a la sala de trabajo en grupo. De ningún modo podemos impedir la entrada de ordenadores portátiles ya que su uso se ha convertido en una práctica habitual extendida entre cualquier estudiante universitario.

Respecto a la demanda por parte de muchos de vosotros de una Wifi más potente, se ha solicitado un estudio a través de Soporte Técnico, con el objetivo de lograr una cobertura óptima en todas las zonas de la sala de la biblioteca. Soporte Técnico, que ha realizado mediciones de intensidad de la Wifi con un equipo de medida Fluke, ha concluido que la intensidad de la Wifi está al máximo, y que las fluctuaciones de la misma dependen del número de usuarios simultáneos y de la potencia de los aparatos que estén utilizando.

Nos habéis reclamado un equipamiento informático más potente. Los equipos informáticos que ponemos a vuestra disposición para su uso en sala se van renovando periódicamente, si bien es cierto que no con la frecuencia que nos gustaría debido a los recortes presupuestarios. Aun siendo muy mejorables, cumplen los mínimos indispensables para facilitar la consulta del catálogo y el resto de recursos en línea que facilita la biblioteca a la comunidad universitaria.

Algunos de vosotros solicitáis una ordenación de los libros más comprensible. Ahora mismo estamos en proceso de revisión y recolocación del fondo de la sala para facilitar el acceso a las colecciones a todos los usuarios. Nuestro objetivo es que mediante un buen sistema de organización, basado en el libre acceso, todos podáis acceder directa y libremente a las colecciones.

En cuanto a vuestro reclamo de más luz en ciertas zonas de la sala también se ha procedido a medir la intensidad lumínica por la mañana y a comprobarse en horas nocturnas, llegándose a la conclusión de que la intensidad de la luz es correcta. No obstante, se está planteando la posibilidad de incorporar flexos al mobiliario que carezca de luz incorporada.

Finalmente, y respecto a vuestra solicitud de un horario más amplio de la biblioteca, la Biblioteca Central ofrece un servicio de apertura extraordinaria en época de exámenes así como durante los fines de semana con apertura los sábados de 9 a 14:30, quedando de esta forma cubierta esta demanda.

Imagen: Timon Studler en Unsplash