Cómo organizar el trabajo autónomo y el tiempo de estudio individual. (I)

Estudiar y trabajar al mismo tiempo no es una tarea sencilla, y más aún en una época en la que las nuevas tecnologías han redefinido de manera drástica la forma en que nos enfrentamos a la gestión de la información y al proceso de enseñanza-aprendizaje, que se centra ahora en desarrollar aquellas capacidades que nos permitan seguir aprendiendo a lo largo de la vida más que en la acumulación de conocimientos concretos que muchas veces quedan rápidamente obsoletos y a los que, de todas maneras, tenemos acceso inmediato con un solo clic.
En este escenario, por tanto, toman especial relevancia aquellas técnicas, estrategias y hábitos de estudio que ayudan a cada persona a responsabilizarse de su propio proceso de aprendizaje, tanto en su vida de estudiante como en su carrera profesional, o – como es el caso de muchos estudiantes de la UNED – cuando se tienen que compaginar los estudios con el trabajo.
Con esta entrada empezamos una serie de artículos sobre técnicas de estudio y estrategias de formación continua que pretenden ayudar a los estudiantes de la UNED a mejorar su rendimiento académico, y que se centrarán en competencias de organización y planificación de tareas y del tiempo de estudio, búsqueda y selección de información, preparación de exámenes y trabajos y autorregulación del propio aprendizaje.

Organización de tareas y del tiempo de estudio individual.

A la hora de planificar nuestro estudio, la organización del tiempo es fundamental, especialmente si no dispones de mucho, como suele ser el caso de la gente que estudia y trabaja al mismo tiempo. La organización del trabajo autónomo y del tiempo de estudio individual es una estrategia vital, y como tal puede aprenderse. El tiempo de estudio es algo que cada cual debe gestionar de forma particular, porque se trata de adecuar las necesidades y las prioridades personales a las necesidades de dedicación para obtener unos resultados satisfactorios.
Uno de los primeros problemas a los que nos enfrentamos cuando queremos organizar mejor nuestro horario es que en muchas ocasiones no somos conscientes del tiempo real del que disponemos ni – y eso es todavía más fundamental – del que desaprovechamos.
Para reflexionar sobre esta cuestión se recomienda realizar, durante una semana completa, un registro horario de nuestras actividades diarias. Este consiste en anotar, en franjas de una o media hora, el tiempo que dedicamos a las distintas tareas que realizamos a lo largo de un día, y para que sea realmente efectivo se debe registrar absolutamente todo lo que se hace en cada momento de la jornada, desde que uno se levanta hasta que se acuesta, como se puede observar en el ejemplo 1. Para eso, puedes utilizar distintos métodos, desde una agenda en papel hasta cualquier aplicación especializada en gestión del tiempo, como Atracker.

registro semanal actividades
1. Registro semanal de actividades.

Transcurrida la semana, examina el registro que has hecho e intenta reflexionar sobre el uso y la gestión que haces de tu tiempo. Para eso puedes utilizar otra tabla de registro, en este caso una tabla comparativa del tiempo que inviertes en las distintas actividades que realizas a lo largo de la semana (Ejemplo 2).

registro semanal actividades

A partir de estos datos, es conveniente que hagamos una serie de reflexiones:
– La distribución de nuestro tiempo, ¿se corresponde realmente con nuestras necesidades e intereses?
– ¿Existen algunas actividades que ocupan un tiempo excesivo? ¿Merecen ese tiempo? ¿Cómo equilibrar esa dedicación?
– ¿En qué periodos de nuestra jornada desaprovechamos el tiempo, y cómo podríamos usar ese tiempo de manera más productiva si nos organizáramos mejor?
– ¿Tiene el tiempo de estudio una franja horaria asignada? ¿Es una franja variable a lo largo de la semana?
– Teniendo en cuenta nuestras actividades fijas, ¿podemos planificar de forma razonablemente previsora nuestro tiempo de dedicación al estudio?

Las conclusiones que extraigamos de esta fase de organización del tiempo nos permitirán gestionar y planificar de manera más realista y efectiva nuestro tiempo de estudio y nuestras actividades académicas, cuestión que abordaremos en la segunda parte de esta entrada.

Mirella García Lucas

Fuentes:
CANO GARCÍA, E.; RUBIO CARBÓ, A.; SERRAT ANTOLÍ, N. Organizarse mejor. Habilidades, estrategias y hábitos de estudio. Barcelona: Editorial Graó, 2010.
University of Kent. How to manage your time effectively

Imagen: Joanna Kosinska 

En mayo, estudiamos contigo

Los exámenes de esta convocatoria están ya casi encima. Pensando en aquellos que tendréis que examinaros próximamente, la Biblioteca Central abrirá los fines de semana comprendidos entre el 19 de mayo y el 3 de junio, de 9:00 a 21:00 h. ininterrumpidamente. De lunes a viernes, ampliamos el horario por la mañana y abrimos de 8:30 a 20:30 (el préstamo cierra a las 20:15).
Durante esta apertura extraordinaria no habrá servicio de préstamo, pero se podrá consultar el catálogo, acceder a internet o utilizar el servicio de reprografía. Los libros prestados  se podrán devolver a través del buzón de devoluciones. Aprovechamos para recordaros que es especialmente importante en estas fechas mantener el silencio en las salas para que todos podamos estudiar.
Para poder tomaros un descanso, en la séptima planta contáis con el espacio de cafetería, con máquinas de venta automática para los que requiráis avituallamiento; así como microondas para los que traigáis la comida de casa.
Además, facilitaremos el acceso al parking contiguo a la Biblioteca para todos los que vengáis en coche. En todo caso, queremos recordaros que desde la Biblioteca UNED estamos implicados en la lucha por el medio ambiente, y para ello es esencial promover una movilidad sostenible. Las líneas de autobús 46, 160, y 161, os acercarán hasta la Central. Por otra parte, los que deseéis acudir en bicicleta, disponéis de un aparcamiento específico para ellas frente al edificio.

No olvidéis que, durante este periodo, para acceder a nuestras instalaciones será necesario presentar el carné de estudiante de la UNED o la documentación que acredite vuestra condición de miembro de su comunidad universitaria.
Ya tenéis el espacio para estudiar, ahora os toca a vosotros hincar codos. ¡A por ello!

Imagen: Alexis Brown, Unsplash

Si no encuentras un documento, pídelo por préstamo interbibliotecario

Las bibliotecas siempre nos hemos apoyado en la cooperación y el trabajo en equipo para poner en marcha nuestros servicios. Hoy en día es muy complicado que una biblioteca disponga de todos los fondos que pueda precisar un estudiante en un momento dado. En las universidades, el elevado coste de las suscripciones a las revistas científicas y bases de datos complican aún más este asunto. Por ello, en determinadas ocasiones es necesario solicitar a otras bibliotecas los fondos que nos piden los usuarios para prestárselos.

A partir de ahora, los estudiantes de Grado de la UNED con residencia en la Comunidad de Madrid también pueden beneficiarse del servicio de préstamo interbibliotecario, que se presta desde la Biblioteca de la sede central. De esta manera, si eres estudiante de Grado, Máster o Doctorado con domicilio en la Comunidad de Madrid, profesor, personal de administración y servicios o becario, puedes hacer uso del servicio. Este es gratuito siempre que el documento solicitado se encuentre entre los fondos de las bibliotecas adscritas al Consorcio Madroño (UAM, UPM, URJC, U. Carlos III, UAH). Si el documento solicitado no está en bibliotecas Madroño, en algunos casos conlleva un coste, que repercute bien en el usuario o bien en el Departamento o Proyecto de Investigación.

Los profesores-tutores y los estudiantes residentes fuera de la Comunidad de Madrid pueden solicitar este servicio en la biblioteca del Centro Asociado más próximo a su residencia, donde les informarán de las normas y tarifas, en su caso.

Si estás en el extranjero y no vives cerca de un centro asociado, puedes acudir a la sede del Instituto Cervantes más próxima y te enviaremos allí en préstamo interbibliotecario los documentos que necesites.

¿Cómo funciona?

Pongámonos en la situación de que necesitas un libro, un capítulo o un un artículo de revista (nos referimos siempre tanto a versión papel como electrónica) y, tras una una concienzuda búsqueda en nuestro catálogo,  no lo encuentras en la biblioteca. Ese es el momento de solicitarlo por préstamo interbibliotecario. Nosotros nos encargaremos de buscarlo en otra biblioteca y de pedírselo para prestártelo. Todas las gestiones se realizan a través de la aplicación Gtbib-SOD:

  • Darse de alta para solicitar documentos si es la primera vez que utiliza el servicio
  • Realizar solicitudes
  • Consultar el estado de tus peticiones
  • Hacer reclamaciones

En este vídeo te contamos en detalle cómo usar la aplicación.

¿Dónde se recogen los documentos?

Si has solicitado un documento en papel y vives en Madrid, lo podrás recoger en la primera planta de la Biblioteca Central. El horario de recogida y entrega de libros y artículos de revista en papel, de 9’00 a 14’00h de lunes a viernes en el servicio de préstamo interbibliotecario.

Si vives fuera de Madrid, en la biblioteca de tu centro asociado. En el caso de los documentos electrónicos, recibirás un correo con un enlace avisándote de que ya puedes descargarlos.

 

Servicio de Préstamo Interbibliotecario

Localización y horario
Biblioteca Central, Pº Senda del Rey, 5
1ª Planta (despacho de Préstamo Interbibliotecario)
Teléfono: 0034-91-3986642
e-mail: prestint@adm.uned.es
De 9 a 20,30 horas de lunes a viernes.