Retrato de la joven artista

Amparo Serrano de Haro

Con la exposición Retrato de la joven artista queremos resaltar y demostrar cómo la vocación artística temprana e irrevocable es también una vivencia femenina. La necesidad expresiva no es solo patrimonio del hombre. Efectivamente, ligado al concepto de “genio”, durante muchos siglos, se consideró la creatividad como algo exclusivamente masculino, mientras que se creía que a las mujeres ya la naturaleza las había dotado de una única fuente de creatividad: la maternidad.

El objetivo principal de la exposición es familiarizar a los visitantes con la imagen de una mujer artista al principio de su carrera, una joven que no puede evitar hacer dibujos, que dan testimonio, a menudo humorístico, de su vida y su familia, ya que el arte es para ella el juego más apasionante, la manera más divertida y natural de expresarse…

En torno a esta joven artista se presentan una serie de documentos que ilustran algunos aspectos importantes de su vocación y de su vida: sus primeros intentos, su formación en talleres y en la Escuela de Bellas Artes y sus viajes (propios de cualquier proceso educativo).

Con ese objeto, hemos expuesto fotos de ellas en la infancia y juventud, tempranos autorretratos y semblanzas hechas por ellas de sus familiares más cercanos, dibujos de cuentos inventados y primeras muestras de talento; también cartas, que a menudo cuentan con improvisados bosquejos, y pequeños garabatos artísticos. Finalmente, hemos incluido biografías y autobiografías de estas artistas…

Lo interesante es comprobar cómo, salvo detalles sin importancia, nada distingue este espacio de creación femenina de uno masculino, y es que no hay ninguna característica definitiva que separe, que diferencie, la creación de hombres y mujeres. Esta conclusión pretende ser el mensaje final de la exposición.

La exposición Retrato de la joven artista presenta documentación y efigies de pintoras españolas del siglo XX, empezando a fines del XIX y llegando hasta nuestros días. La más antigua de nuestra selección es Helena Sorolla, hija del muy famoso pintor, escultora nacida en 1895 y que ha pasado siempre, hasta ahora, desapercibida. Dos grupos de mujeres artistas se hicieron particularmente famosas, aquellas vanguardistas nacidas en los primeros años del siglo XX y que deben de estar incluidas en la generación del 27 o de la República, que son,  por orden de nacimiento: Maruja Mallo, Delhi Tejero, Remedios Varo, Marga Gil Roesset y Ángeles Santos. También destaca el grupo de mujeres del llamado “Realistas de Madrid” entre las que están: Esperanza Parada, Amalia Avia, Isabel Quintanilla. Un lugar relevante se ha reservado para la escultora Cristina Iglesias (nacida en 1956), autora de los dos relieves que se encuentran situados en el vestíbulo de la Biblioteca de la UNED.

De todas ellas y de muchas más creadoras del s.XX, se ocupa esta exposición, que presenta de modo resumido, fotos y documentación de su obra juvenil, su proceso de formación en la Academia de San Fernando, sus viajes en busqueda de conocimiento, y su taller de artista, que se ha recreado (en la exposición) para el efecto.

Con esta exposición, la Biblioteca de la UNED quiere unirse a la celebración del Día de la Mujer y hemos contado con la colaboración de Amparo Serrano de Haro, que es también su comisaria, el Grupo de Investigación PEMs20, así como con el Vicerrectorado de Investigación, Transferencia del Conocimiento y Divulgación Científica. Estará en el vestíbulo de la Biblioteca desde el día 5 de marzo y se podrá visitar hasta el 15 de abril, Día Mundial del Arte.

Técnicas de fabricación de la cerámica romana: exposición

Desde la aparición de la alfarería, la cerámica jugó un importante papel en la vida cotidiana de hombres y mujeres. Se usó para almacenar, transportar, transformar, cocinar alimentos, así como para rituales religiosos. Además, se convirtió en un potentísimo soporte en el que plasmar la creatividad. Las fases de elaboración han sido prácticamente las mismas, desde las producciones más antiguas hasta las actuales.

En época romana, los alfareros produjeron cerámicas en grandes cantidades y con un acusado carácter utilitario, tanto a torno como con molde, lo que permitió producciones a “escala industrial” o “en serie” por primera vez en la historia.

La cerámica es un material que se documenta en gran cantidad y variedad en las distintas intervenciones arqueológicas, aportando abundante información sobre las sociedades que las elaboraron y consumieron (actividades comerciales, tecnología de la época, rituales y creencias, estructura social, vida cotidiana, hábitos alimenticios), además de ser un importante indicador cronológico y cultural a la hora de datar un yacimiento arqueológico.

En la exposición El proceso de elaboración de la cerámica terra sigillata hispánica y de paredes finas desde la arqueología experimental, tenemos ocasión de apreciar el proceso de fabricación de estos tipos de cerámica a través de las investigaciones y reproducciones realizadas por Vicenta Rico. La exposición estará en el vestíbulo de la Biblioteca Central del 15 de enero al 14 de febrero de 2020; también podéis visitarla de forma virtual.

Un verano en La Raya de Portugal

Este verano os proponemos hacer un recorrido a lo largo de la línea imaginaria que separa España y Portugal con la exposición La Raya borrada: un viaje por la frontera más antigua de Europa. En este viaje podremos conocer sus gentes, pueblos, ciudades, paisajes a uno y otro lado de esa raya que, como veremos en esta exposición, más que separar, ha unido.

Visitaremos, a través de mapas, textos y libros, la frontera terrestre entre España y Portugal, coloquialmente llamada la raya —o a raia, en portugués y en gallego—, una sinuosa línea de 1214 kilómetros de longitud que serpentea, desde el bajo Miño al bajo Guadiana, por desgastados macizos montañosos graníticos, penillanuras, angosturas, idílicas dehesas, fallas y ríos.

En cualquier caso, estos condicionantes físicos nunca fueron obstáculo para que las poblaciones rayanas se comunicaran, comerciaran y se casaran. Así, La Raya también se refiere al espacio geográfico próximo a esta frontera, donde las poblaciones portuguesas y españolas, separadas hasta 1986 por una frontera política y económica, comparten de alguna manera singulares elementos históricos, culturales o económicos.

La Raya ha sido siempre lugar de contacto. Su carácter periférico con relación a los grandes centros de poder político y económico de España y Portugal ha hecho que los rayanos hayan tenido que apoyarse unos a otros para superar las carencias de infraestructuras y servicios. Agricultores y pastores la atravesaban en busca del jornal; muchos habitantes dedicaban sus noches al contrabando; se olvidaban los padecimientos con bailes y romerías a los que acudían nacionales de los dos países,  que podían acabar en matrimonios mixtos.

En la exposición, veremos también que este contacto cotidiano tiene un claro reflejo lingüístico, al incorporar palabras del vecino y al acomodar nuestra manera de hablar para que se nos entienda mejor en la conversación.

La exposición comenzará el 12 de junio con una visita guiada y permanecerá hasta el 28 de septiembre en el vestíbulo de la Biblioteca Central, y siempre se podrá visitar de manera virtual en la página Web de la exposición. La explicación correrá a cargo de los especialistas sobre los diferentes temas abordados, con quienes recorreremos La Raya.

¡Boa viagem, buen viaje!