Centenario de la Revolución Rusa

rusa

Este año se conmemora el centenario de la Revolución rusa. Estos acontecimientos marcaron la historia de buena parte del siglo XX, traspasaron  fronteras e influyeron, de una manera o de otra, en buena parte del planeta: además de expandir su área de influencia a los países limítrofes, también llegó a países como Cuba, China o Vietnam.

La situación de la población rusa a principios de siglo, debido a las sucesivas derrotas en la I Guerra Mundial, a la escasez de alimentos y a la propia estructura social ―mayoritariamente formada por campesinos y con una clase media inexistente―, crearon un caldo de cultivo perfecto para la agitación revolucionaria.

En febrero de 1917, después de tres años de guerra mundial y una gran crisis económica, el zar abdica y el parlamento, denominado Duma, asume el poder. Surgen dos grupos contrapuestos: un Gobierno provisional liberal burgués y los Soviets, formados por obreros y soldados. En octubre de ese año, Lenin y Trosky dan orden a la Guardia roja de asaltar el poder. Destituyen el gobierno provisional y emprenden dos actuaciones inmediatas: decreto de paz (retirada de Rusia de la I Guerra Mundial) y decreto de la tierra (reparto de la tierra de los terratenientes entre los campesinos que son quienes la trabajan). A partir de este momento los hechos que se sucedieron desembocaron en la creación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1922.

Aunque los dos momentos principales de este periodo son la Revolución de Febrero y la Revolución de Octubre, estos tuvieron lugar en marzo y noviembre: en aquellos momentos, Rusia aún se regía por el calendario juliano.

En definitiva, aunque lo que llamamos Revolución rusa tuvo lugar en 1917, importantes acontecimientos posteriores, como la formación de la URSS, están directamente relacionados con ella. Un ejemplo claro de su influencia es la política en Europa, tanto en el periodo de entreguerras ― véase el caso de España en los años 30―, como después durante la Guerra fría.

La Biblioteca ha querido dedicar una pequeña muestra de su fondo a la bibliografía y filmografía que este interesante tema ha suscitado a lo largo de estos cien años. Estará en la sala hipóstila del 25 de octubre hasta el 4 de noviembre.

Anuncios

Crucero Universitario Transatlántico de 1934: una universidad flotante

Nuestra próxima exposición está dedicada al Crucero Universitario Transatlántico de 1934. Este crucero fue organizado en la Universidad de Barcelona (entonces Universidad Autónoma) y su objetivo principal era ofrecer a los estudiantes la oportunidad de aprender sobre el terreno cuestiones que se habían visto en las aulas. Se inscribía dentro de las políticas culturales y educativas de la II República, influida por la Institución Libre de Enseñanza: el estudio no era solo  acumulación de conocimientos, sino también  descubrimiento e intercambio.

Un año antes la Universidad Central de Madrid (hoy Complutense) había organizado otro crucero por el Mediterráneo, con destinos como Grecia y Egipto. Sin embargo, el crucero del 34 ofrecía dos novedades: el destino en esta ocasión era América (visitaron lugares como Cuba, Curaçao, Venezuela o Nueva York) y suponía un intercambio de conocimientos entre el mundo científico y el humanístico, dado que había profesores y estudiantes de ambos campos.

La idea partió de los profesores de Filosofía y Letras, Guillermo Díaz-Plaja y Jaume Vicens Vives; y el crucero estuvo dirigido por  Ángel Ferrer y Cagigal (Decano de la Facultad de Medicina). Así, el barco “Marqués de Comillas” funcionó durante 50 días «como una verdadera universidad flotante». De alguna manera, podríamos decir que estos cruceros son los herederos del Grand Tour en siglo XX y los precursores de las becas Erasmus actuales.

En ella podemos ver cartas, fotos, programas de conferencias, menús… Esta exposición está organizada por la Universidad de Barcelona y  ha visitado ya varias universidades. Ahora tenemos la oportunidad de disfrutarla en la Sala hipóstila de la Biblioteca Central de la UNED, del 3 al 20 de octubre.

Viaja con nosotros II: el siglo XVI. La primera globalización

Retomamos de nuevo la serie de exposiciones “Viaja con nosotros” y nos centramos esta vez, siguiendo un orden cronológico, en los viajes realizados durante el siglo XVI que dieron lugar a la definitiva expansión europea por nuevos mares y nuevas tierras.
La  siguiente cita del humanista francés Louis Le Roy, sin duda refleja  lo que significó para los europeos del siglo XVI el tener conocimiento de nuevos mundos, y como paradójica consecuencia, la revelación de un solo mundo.  
“Desde hace cien años, no sólo las cosas que antes estaban cubiertas por la tinieblas de la ignorancia se han puesto de manifiesto, sino que también se han conocido otras cosas completamente ignoradas por los antiguos: nuevos mares, leyes, costumbres; nuevas hierbas, árboles, minerales; nuevas invenciones, como la imprenta, la artillería, la aguja imantada para la navegación, se han restituido además las lenguas antiguas”

Los europeos llevados por su curiosidad continuaron explorando y conquistando nuevos territorios que hicieron reemplazar la noción del mundo cerrado medieval por el universo abierto moderno. Los descubrimientos de los nuevos mundos van incorporando nuevas realidades que enriquecerán el conocimiento.
En definitiva se asiste a la aparición de un solo mundo, una nueva unidad planetaria operada por los descubrimientos geográficos y difundida a través de la imprenta, por medio de los libros de viajes, las cartas geográficas, las estampas impresas. Surgen  nuevos  géneros artísticos, y se dan a conocer grandes avances científicos representados, entre otros, por  las figuras como Vesalio, Copernico o Paracelso.
El  papel de las mujeres viajeras entre ambos mundos ocupa un lugar destacado en esta exposición. La historia escrita no ha concedido a estas mujeres el reconocimiento de  sus valerosas actuaciones que llevaron a cabo acompañando a los siempre elogiados exploradores. Mencionaremos, entre otras, a Inés Suárez ( colaboradora de Valdivia en Chile), María de Sanabria (cabeza de la expedición al Río de la Plata), Isabel de Barreto ( exploradora del Pácifico) o Catalina Bustamante ( la primera educadora de Ámerica,1529).

La exposición está ubicada en el vestíbulo de la Biblioteca Central de la UNED y para su organización hemos contado con el asesoramiento y colaboración de los profesores de la Facultad de Geografía e Historia, Carlos Martínez Shaw, Marina Alfonso Mola, José Antonio Martínez y Julio López-Davalillo, que participarán en la mesa redonda que tendrá lugar el día 11, a las 12:00 h., en la Sala A, de la Facultad de Derecho.

Horario y fechas de visita:
Del 11 de junio al 11 de septiembre de 2014 en horario de apertura al público, excepto del 1 al 15 de agosto que permanecerá cerrada.

… y siempre se podrá visitar de manera virtual en la página Web de la exposición

Un verano más os esperamos para que juntos nos reencontremos con la historia a través de los viajes.