Viaja con nosotros II: el siglo XVI. La primera globalización

Retomamos de nuevo la serie de exposiciones “Viaja con nosotros” y nos centramos esta vez, siguiendo un orden cronológico, en los viajes realizados durante el siglo XVI que dieron lugar a la definitiva expansión europea por nuevos mares y nuevas tierras.
La  siguiente cita del humanista francés Louis Le Roy, sin duda refleja  lo que significó para los europeos del siglo XVI el tener conocimiento de nuevos mundos, y como paradójica consecuencia, la revelación de un solo mundo.  
“Desde hace cien años, no sólo las cosas que antes estaban cubiertas por la tinieblas de la ignorancia se han puesto de manifiesto, sino que también se han conocido otras cosas completamente ignoradas por los antiguos: nuevos mares, leyes, costumbres; nuevas hierbas, árboles, minerales; nuevas invenciones, como la imprenta, la artillería, la aguja imantada para la navegación, se han restituido además las lenguas antiguas”

Los europeos llevados por su curiosidad continuaron explorando y conquistando nuevos territorios que hicieron reemplazar la noción del mundo cerrado medieval por el universo abierto moderno. Los descubrimientos de los nuevos mundos van incorporando nuevas realidades que enriquecerán el conocimiento.
En definitiva se asiste a la aparición de un solo mundo, una nueva unidad planetaria operada por los descubrimientos geográficos y difundida a través de la imprenta, por medio de los libros de viajes, las cartas geográficas, las estampas impresas. Surgen  nuevos  géneros artísticos, y se dan a conocer grandes avances científicos representados, entre otros, por  las figuras como Vesalio, Copernico o Paracelso.
El  papel de las mujeres viajeras entre ambos mundos ocupa un lugar destacado en esta exposición. La historia escrita no ha concedido a estas mujeres el reconocimiento de  sus valerosas actuaciones que llevaron a cabo acompañando a los siempre elogiados exploradores. Mencionaremos, entre otras, a Inés Suárez ( colaboradora de Valdivia en Chile), María de Sanabria (cabeza de la expedición al Río de la Plata), Isabel de Barreto ( exploradora del Pácifico) o Catalina Bustamante ( la primera educadora de Ámerica,1529).

La exposición está ubicada en el vestíbulo de la Biblioteca Central de la UNED y para su organización hemos contado con el asesoramiento y colaboración de los profesores de la Facultad de Geografía e Historia, Carlos Martínez Shaw, Marina Alfonso Mola, José Antonio Martínez y Julio López-Davalillo, que participarán en la mesa redonda que tendrá lugar el día 11, a las 12:00 h., en la Sala A, de la Facultad de Derecho.

Horario y fechas de visita:
Del 11 de junio al 11 de septiembre de 2014 en horario de apertura al público, excepto del 1 al 15 de agosto que permanecerá cerrada.

… y siempre se podrá visitar de manera virtual en la página Web de la exposición

Un verano más os esperamos para que juntos nos reencontremos con la historia a través de los viajes.

Viaja con nosotros: de la Prehistoria a la Edad Media

Tras la época de exámenes damos por fin la bienvenida al verano en la Biblioteca, invitándoos a la primera edición de una  serie de exposiciones muy acorde con esta época: viajaremos al pasado de la mano de audaces aventureros y aventureras. 

Los cambios climáticos, las conquistas de nuevos territorios, las peregrinaciones en busca de la paz espiritual,  la apertura de nuevas rutas comerciales, o la curiosidad por conocer lugares intuidos, motivaron que intrépidos viajeros se aventuraran en muy difíciles condiciones a emprender extraordinarios periplos. Estos viajeros nos han dejado significativos testimonios a través de los cuales descubrimos un valioso patrimonio perdido. 

Nuestro itinerario se centrará en esta primera ocasión en los desplazamientos realizados desde la Prehistoria hasta los Viajes de González de Clavijo.  
Especial mención haremos a las mujeres viajeras de ese periodo; auténticas heroínas, incansables y curiosas. Sus testimonios escritos nos han permitido recuperar a estas  grandes desconocidas.
La exposición se podrá visitar desde el día 19 de junio hasta 25 de septiembre en la Biblioteca Central,  en horario de apertura al público, excepto del 1 al 15 de agosto que permanecerá cerrada.
…y siempre estará disponible la visita virtual

     

La figura de Clara Campoamor: las mujeres también votamos

Tras la jornada electoral, queremos recordar con vosotros la figura de una mujer a la que todas le debemos el voto: Clara Campoamor. Clara nació en Madrid en 1888, en una familia de origen humilde. A la muerte de su padre se vio obligada a trabajar, a la vez que continuaba su formación académica. En 1924 se licencia en Derecho, lo que le permite defender dos casos de divorcio muy célebres en aquella época: el de la escritora Concha Espina y su marido Ramón de la Serna y Cueto y el de Josefina Blanco y Valle-Inclán. Fue también la primera mujer que intervino ante el Tribunal Supremo y que desarrolló trabajos de jurisprudencia sobre cuestiones relativas a los derechos de las mujeres en nuestro país.
Clara Campoamor comenzó desde temprana edad a preocuparse por la situación de desigualdad de la mujer participando en jornadas e integrándose en ligas de lucha por la igualdad de género. Con Azaña, forma parte de la junta directiva del Ateneo de Madrid y se declara republicana por entender que se trata de “la forma de gobierno más conforme con la evolución natural de los pueblos”.
Tras la dictadura de Primo de Rivera, entra a formar parte del Partido Radical y se presenta a las elecciones de 1931 para las Cortes Constituyentes de la Segunda República, obteniendo un escaño como diputada por Madrid. Participa en la comisión encargada de redactar la Carta Magna republicana, siendo la primera mujer que habla en las Cortes Generales Españolas. Desde su tribuna marcará un hito en la historia de nuestro país al realizar, el 1 de octubre de 1931, una enadercida defensa del sufragio femenino, con la oposición de sus propios compañeros de partido y de otra diputada socialista, Victoria Kent, convertida en la portavoz del “no”. Victoria Kent se opuso al derecho electoral de las mujeres argumentando que éstas, influidas por la Iglesia, votarían conservador. La derecha, contraria a la emancipación de las mujeres, apoya sin embargo a Clara Campoamor precisamente por los motivos que esgrime Victoria Kent, pensando que los votos de éstas les serán favorables a su formación. Clara Campoamor se mantiene fiel a sus principios y defiende el derecho de las mujeres a ser consideradas ciudadanas por encima del sentido de su voto. Al final y, con una apretada victoria, impone sus tesis y entra en la Historia como la principal artífice de la inclusión del voto femenino en España. Esto queda recogido en el artículo 36 de la Constitución de 1931: “Los ciudadanos de uno y otro sexo, mayores de 23 años, tendrán los mismos derechos electorales conforme determinen las leyes”.
En 1936, tras el golpe militar del general Franco contra la II República, Clara Campoamor se exiliará sin tener oportunidad de regresar a España antes de su fallecimiento, ante las condiciones impuestas por parte del gobierno franquista.
¿Os han quedado ganas de saber más? Pues tenéis nuestra selección bibliográfica sobre Clara Campoamor a vuestra disposición en la planta baja de la Biblioteca Central y podéis consultarla ahora mismo en Librarything y en El Marcapáginas. Y por si todo esto fuera poco, paralelamente se exponen películas sobre “Cine y elecciones” como complemento del tema.