Encuesta Biblioteca Campus Norte: escuchamos tu opinión

Alta satisfacción respecto a las instalaciones de la Biblioteca de Campus Norte. Esta es la principal conclusión que se extrae de la encuesta de satisfacción sobre la construcción y equipamiento que ofrecemos en este centro. Estudiantes, docentes, investigadores y personal usuarios de esta biblioteca nos habéis expresado vuestra opinión durante el pasado semestre mediante una encuesta de satisfacción. A todos os agradecemos vuestra colaboración y consideraciones, muy valiosas para la mejora y desarrollo de nuestro centro, así como las felicitaciones, que nos animan a seguir trabajando para ofrecer un mejor servicio.

A continuación trataremos de dar respuesta a vuestras sugerencias y comentarios.

El ruido proveniente de los despachos y la sala de trabajo en grupo es la queja más frecuente en cuanto a las instalaciones de este centro. El aislamiento de estos habitáculos no es el adecuado debido al diseño de las instalaciones y a la propia configuración de la biblioteca. Se está consultando con la Oficina Técnica de Obras y Mantenimiento de la Universidad las posibles opciones para aislar estas partes de la biblioteca y aminorar el ruido.

La queja del ruido proveniente del teclado de los portátiles con los que trabajan otros usuarios en la sala de estudio puede solventarse solicitando acceso a la sala de trabajo en grupo. De ningún modo podemos impedir la entrada de ordenadores portátiles ya que su uso se ha convertido en una práctica habitual extendida entre cualquier estudiante universitario.

Respecto a la demanda por parte de muchos de vosotros de una Wifi más potente, se ha solicitado un estudio a través de Soporte Técnico, con el objetivo de lograr una cobertura óptima en todas las zonas de la sala de la biblioteca. Soporte Técnico, que ha realizado mediciones de intensidad de la Wifi con un equipo de medida Fluke, ha concluido que la intensidad de la Wifi está al máximo, y que las fluctuaciones de la misma dependen del número de usuarios simultáneos y de la potencia de los aparatos que estén utilizando.

Nos habéis reclamado un equipamiento informático más potente. Los equipos informáticos que ponemos a vuestra disposición para su uso en sala se van renovando periódicamente, si bien es cierto que no con la frecuencia que nos gustaría debido a los recortes presupuestarios. Aun siendo muy mejorables, cumplen los mínimos indispensables para facilitar la consulta del catálogo y el resto de recursos en línea que facilita la biblioteca a la comunidad universitaria.

Algunos de vosotros solicitáis una ordenación de los libros más comprensible. Ahora mismo estamos en proceso de revisión y recolocación del fondo de la sala para facilitar el acceso a las colecciones a todos los usuarios. Nuestro objetivo es que mediante un buen sistema de organización, basado en el libre acceso, todos podáis acceder directa y libremente a las colecciones.

En cuanto a vuestro reclamo de más luz en ciertas zonas de la sala también se ha procedido a medir la intensidad lumínica por la mañana y a comprobarse en horas nocturnas, llegándose a la conclusión de que la intensidad de la luz es correcta. No obstante, se está planteando la posibilidad de incorporar flexos al mobiliario que carezca de luz incorporada.

Finalmente, y respecto a vuestra solicitud de un horario más amplio de la biblioteca, la Biblioteca Central ofrece un servicio de apertura extraordinaria en época de exámenes así como durante los fines de semana con apertura los sábados de 9 a 14:30, quedando de esta forma cubierta esta demanda.

Imagen: Timon Studler en Unsplash

Evaluación EFQM: nos ponemos a prueba

En la universidad el probar el aprendizaje adquirido es una práctica en la que vivimos sumergidos en todos los aspectos de la vida académica y profesional. Al igual que  vosotros, estudiantes, os examináis con el objetivo de probar lo aprendido; o los profesores participan en procesos de evaluación y acreditación en los que también demuestran la calidad de su trabajo como investigadores y docentes, nosotros también nos evaluamos. La Biblioteca de la sede central de la UNED se examina para demostrar su compromiso con la prestación de un servicio de calidad y la mejora permanente. La Biblioteca quiere demostrar que es una institución que cuenta con un sistema de gestión eficiente y que vosotros, nuestros usuarios, estáis en el centro de nuestra actividad, respondiendo a vuestras necesidades y demandas. Es por ello que siempre os pedimos que nos hagáis llegar cualquier queja o sugerencia que tengáis, llevamos a cabo encuestas y estamos siempre pendientes de vuestros comentarios en redes sociales.

Nos evaluamos según el Modelo EFQM, acrónimo de European Foundation for Quality Management, adoptado por numerosas empresas y Administraciones Públicas en nuestro país. El Modelo EFQM posee como virtud fundamental su flexibilidad y carácter orientativo, motivador y abierto, que sirve de marco de referencia para establecer procesos de mejora en la gestión. De momento ya hemos realizado la 1ª fase de autoevaluación y el envío a nuestro “tribunal” de la memoria de evaluación y sus anexos. La “prueba presencial” la tendremos los próximos 25, 26 y 27, días en que recibiremos la visita del equipo de evaluadores. Aquellos que estéis interesados en participar, reuniros con los evaluadores para dar vuestra opinión sobre la Biblioteca, y convertiros en tribunal de alguna manera, podéis hacerlo escribiéndonos a: biblioteca.direccion@adm.uned.es. Si no podéis participar, deseadnos suerte. En anteriores ocasiones no nos ha ido nada mal, esperamos en esta ocasión repetir e incluso mejorar.

Créditos imagen: Jacques Mignon, CC, 550 g SVP

El préstamo más fácil en Campus Norte

La Biblioteca Campus Norte, situada en el Edificio de la Facultad de Educación, en la primera planta, cuenta con un sistema de autopréstamo, cómodo y fácil de usar, que también permite la devolución de documentos y que evita tener que pasar por el mostrador de préstamo para ser atendido. Los pasos son muy sencillos:
Si lo que se quiere es realizar un préstamo:
• El usuario se identifica con su carné de Biblioteca a través del lector de código de barras.
• El lector RFID (acrónimo de Radio Frequency IDentification) reconoce el documento que quiere llevarse en préstamo que, automáticamente, aparece prestado y añadido a su carné.
• Si lo desea, se puede llevar el recibo del préstamo,  en el que se le informa del día, la hora en que se ha prestado y la fecha de devolución
Para hacer una devolución:
• El usuario no hace falta que se identifique.
• El lector RFID reconoce el documento y lo devuelve automáticamente.
• Si lo desea, se puede llevar el recibo de devolución con el día y la hora en que se ha devuelto por lo que siempre se tendrá prueba impresa de la misma.

Si quieres ahorrar tiempo y evitarte colas, anímate a utilizarla. Y si tienes cualquier duda durante el proceso, puedes consultar a nuestro personal ¡Te ayudaremos encantados!