Mantenerse al día con Feedly

Si no quisiéramos que se nos escapase ningún nuevo contenido de los que diariamente se publican en la red, tendríamos que entrar cada día a blogs, revistas electrónicas, bases de datos o webs de noticias relacionadas con temas de nuestro interés. Afortunadamente existe otra opción menos laboriosa: aprovechar las alertas o suscripciones que nos ofrecen todas estas fuentes y recibir cada día la información que nos interesa. Si bien las redes sociales en muchos casos cumplen esta función, tras ellas hay un algoritmo que decide qué vemos y qué no. No somos los únicos que creemos que lo más conveniente es utilizar servicios específicamente concebidos con el fin de recoger información, que nos facilitan enormemente este trabajo y nos permiten ahorrar mucho tiempo al no tener que visitar cada sitio individualmente.

Estos servicios que leen y presentan fuentes o feeds RSS (Really Simple Syndication) de diferentes procedencias, se denominan lectores de RSS. Un lector RSS nos permite capturar las fuentes RSS de varios sitios y mostrar las actualizaciones en una bandeja única para leerlas cuando deseemos. Además, en el caso de que nos suscribamos a un número elevado de fuentes, podemos clasificarlas mediante etiquetas y facilitar así el acceso a la información por categorías temáticas. Funcionan como un espacio web en cuya bandeja de entrada se vuelca, en función de nuestra clasificación, las actualizaciones de todos los medios a los que nos suscribamos.

Feedly es lector de RSS más extendido en la actualidad. Cuenta con una versión gratuita y es muy sencillo de usar. Podemos utilizarlo en el navegador o instalar la aplicación en nuestros dispositivos móviles. Para suscribirnos a páginas web o blogs, buscaremos en estas páginas el símbolo de RSS (un icono, copiaremos la url de suscripción y la pegaremos en Feedly. A partir de ese momento recibiremos cada día en esta aplicación el contenido más reciente de los sitios que nos interesen, ya sean secciones específicas de periódicos o sitios web, revistas, etc.

Una utilidad especialmente interesante en el entorno académico es la implantación de RSS en las bases de datos científicas que suscribe la biblioteca para mantenernos al día de las novedades que van incorporando a las mismas. Se suele aplicar en las búsquedas que realizamos sobre un tema o autor concretos: cada vez que se incorpore un nuevo documento a la base de datos que coincida con nuestra estrategia de búsqueda, el sistema nos avisará de ello. En el caso de la UNED, por ejemplo, el Canal UNED o las diferentes revistas digitales de nuestra universidad ofrecen la posibilidad de suscribirse por RSS. En este caso, si entramos en la página de la revista de nuestro interés, veremos en la columna derecha, dentro del apartado notificaciones, la opción suscribirse por correo electrónico.

Utiliza desde hoy un lector de feeds y manténte al día con la información.

Vista de la bandeja de entrada de una cuenta en Feedly

Los gestores de contraseñas más populares

A diario utilizamos un gran número de contraseñas para validarnos e identificarnos en nuestro ordenador, en el correo electrónico y en redes sociales como Facebook, Twitter, LinkedIn o Instagram.  Necesitamos, también, una contraseña para acceder a bancos, tiendas online y otros servicios de la red.

Al mismo tiempo, conviene utilizar diferentes contraseñas ya que si usamos un término sencillo rápidamente nos lo podrán copiar y acceder a nuestras aplicaciones. Por ello, las contraseñas deben ser lo suficientemente seguras, es decir, una combinación de caracteres alfanuméricos e incluir algún carácter especial y alguna mayúscula. Y en este sentido, para poder recordarlas y gestionarlas os recomendamos  utilizar un gestor de contraseñas, es decir, un programa capaz de recordarnos las  contraseñas de cada sitio y ayudarnos a construir contraseñas seguras.

Actualmente existen muchos gestores de contraseñas gratuitos entre los que poder elegir. Así que os vamos a detallar los más populares y que son compatibles con Windows. Cuentan, además, con versiones para otros sistemas operativos  por lo que podemos acceder a nuestras claves desde varios equipos o dispositivos colocando el archivo cifrado de claves guardadas en una carpeta sincronizada de Dropbox o similares. Entre los que os proponemos destacan:

  • Dashlane:  Es compatible con varias plataformas, sincroniza las contraseñas guardadas, se integra con los principales navegadores web para iniciar sesión automáticamente sin tener que hacer nada y además permite añadir otros datos que queramos proteger, como notas o de tarjetas de crédito, etc.
  • Onelocker:  Versión móvil para windows 10. Además de nuestras contraseñas y datos de acceso a sitios que requieren identificación, también permite la opción de guardar otros datos para que éstos sean almacenados en la nube como Onedrive y Dropbox. Cuenta con una interfaz de usuario sencilla y permite añadir campos de texto, números de teléfono, direcciones URL, imágenes, notas de audio, archivos, etc.
  • LastPass: Se integra en los principales navegadores como Internet Explorer, Firefox, Google Chrome, Safari y Opera. Resulta muy fácil de manejar. Una vez cargadas las contraseñas, podemos añadir nuevas claves al iniciar sesión en otras páginas y las claves se sincronizan para usarlas en varios navegadores.
  • KeePass: Este gestor de contraseñas permite crear crear varias bases de datos para distintos usos y en cada una de ellas ordenar las contraseñas con carpetas, diferenciarlas con iconos llamativos y añadir información útil como nombre de usuario, contraseña, URL y otros datos de interés.
  • RoboForm: Como en el caso de LastPass, RoboForm se integra en los principales navegadores web  como Internet Explorer, Firefox, Google Chrome y Opera, y funciona a modo de barra de herramientas desde la que acceder a nuestras contraseñas y claves secretas.
  • Password Boss: Funciona tanto como un programa como un servicio online y que permite almacenar todas nuestras claves y datos importantes en un lugar seguro y cifrado en nuestro propio ordenador.
  • Passpack: Para terminar, un gestor de contraseñas online que cuenta con una versión gratuita en la que almacenar hasta 100 claves.

Créditos imagen: Christiaan Colen CC ‏

 

 

 

Cómo navegar por internet de forma anónima y segura

La privacidad es quizá una de las cuestiones más importantes que afrontan las sociedades hiperconectadas. Todos navegamos a diario tanto para nuestro estudio, como en nuestro tiempo de ocio y mientras lo hacemos dejamos un rastro de información personal que puede ser utilizada por empresas piratas informáticos, etc. Por ello, os proponemos una serie de soluciones para utilizar la red de forma anónima y segura. La opción más sencilla es activar en nuestro navegador la opción “navegación segura” que incorporan, pero ésta no es suficiente para lograr el anonimato en Internet por lo que os proponemos otras más completas.
Créditos imagen: Privacy is not a crime de Jürgen Telkmann
Una primera solución es añadir a nuestro navegador habitual una extensión como SecureBrowsing que nos facilita una navegación segura a través de Chrome, Internet Explorer, Firefox y Safari. Esta herramienta nos muestra en cada página que visitemos un icono informativo de distintos colores (rojo, verde y amarillo) señalando la confiabilidad de la misma. También examina el estado de las URLs acortadas con distintos servicios, por lo que resulta muy útil para utilizar con Twitter. SecureBrowsing analiza la web en el momento, detectando los problemas de su código fuente, apartando los sitios que realizan phishing (suplantación de identidad) y las descargas de archivos maliciosos. 
Para la búsqueda de información en Internet, podemos usar motores de búsqueda que garantizan nuestra privacidad, como pueden ser Ixquick y DuckDuckGo. Ixquick es en rigor un metabuscador muy potente que borra, 48 horas después de que hayamos realizado la búsqueda, tanto las direcciones IP como la información personal, además de no compartir información personal de sus usuarios con otros motores de búsqueda. Cuando buscamos a través de Ixquick lo hacemos simultáneamente en diversos motores de búsqueda, recuperando más información en Internet que la que se recuperaría individualmente. Por su parte DuckDuckGo es un motor de búsqueda similar a Google pero, a diferencia de éste, no recopila ni comparte la información personal de los usuarios, no guarda las búsquedas que se realizan, ni crea un perfil a sus uruarios. DuckDuckGo es fácil de integrar en cualquier navegador utilizándose como extensión con Chrome o Firefox, y tiene aplicaciones propias para Android, iOs y Windows Phone. Esta herramienta te ofrece la opción de repetir las búsquedas en páginas alternativas como Twitter, Facebook, Flickr, Wikipedia, etc, utilizando la columna que aparece a la derecha.
Otra opción es usar TOR, acrónimo de The Onion Router. TOR es un proyecto Open Source que permite al usuario la utilización de una red anónima con la que navegar por internet sin dejar rastro. Esta herramienta toma los datos de entrada y salida a través de la conexión a internet y los hace pasar por una serie de servidores ubicados en distintos lugares del planeta, haciendo que el tráfico se vuelva anónimo. TOR dispone de versiones tanto para Android como para iOs. Si queréis aprender a usarla, os dejamos una sencilla explicación para iniciaros.
 Esperamos que con estas soluciones vuestra navegación sea una experiencia más segura.Si queréis sugerirnos alguna otra herramienta, dejadnos un comentario.