Libros solidarios: campaña de recogida de libros solidarios para la ONGD AIDA

Como ya es tradición, con motivo de la celebración del Día del Libro y de las Bibliotecas, entre los días 3 y 30 de abril de 2017, las Bibliotecas de la sede central de la UNED han realizado una recogida de libros solidarios, esta vez para la ONGD AIDA Ayuda, Intercambio y Desarrollo
AIDA es una ONGD, declarada de utilidad pública por orden del Ministerio del Interior de 24 de septiembre de 2004, cuya misión es “promover el desarrollo integral de los pueblos y la mejora de las condiciones de vida de las comunidades más desfavorecidas, buscando siempre contribuir de la manera más eficaz y eficiente posible a la acción general contra la pobreza”. 
Aunque en un principio estaba implantada en catorce países, actualmente se concentra en cinco: Marruecos, Guinea Bissau, Senegal, Líbano y Bangladesh.
Uno de los medios de financiación de los que dispone es la venta de libros de segunda mano provenientes de donación en sus librerías solidarias, AIDA Books&More
Los más de 1400 libros recogidos en la campaña de la UNED han ido a parar a sus librerías de Madrid y se venderán a precios muy económicos para financiar los proyectos sociosanitarios en Guinea Bissau. 
En este país que se encuentra entre los seis más pobres del mundo, una de las misiones de AIDA consiste en el diagnóstico y atención de niños con cardiopatías congénitas y reumáticas, enfermedades que por desgracia, son habituales debido a las deficientes condiciones sanitarias y a la mala nutrición. Los niños más graves son trasladados a hospitales europeos donde son operados para después regresar recuperados a su país, con la misma esperanza de vida que los niños de su edad.
Asimismo, la ONGD colabora con el Hospital Nacional Simao Mendes para que los pacientes sin recursos puedan acceder a medicamentos, tratamientos, el material médico quirúrgico necesario en caso de emergencia, servicio de maternidad y de pediatría, además de facilitarles una atención social especializada.

50 años del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)

PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo)
El 24 de febrero de 2016 se cumplen 50 años de la creación del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Este organismo, que está presente en 170 Estados, desempeña las funciones de asesoramiento, promoción y ayuda al desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas .

Su creación en 1966 se produce en pleno proceso de descolonización por lo que en sus inicios se centró en la construcción y en su crecimiento económico de los nuevos Estados. Se trataba de que los países ricos –en especial las antiguas metrópolis- financiaran a las excolonias, utilizando prácticas de coordinación y abandonando las de dominio y control. 
Por aquellos años, el PNUD funcionaba como organismo que financiaba los proyectos de los organismos especializados de Naciones Unidas ; con el tiempo, éste se ha convertido en dinamizador de sistemas nacionales, creando redes locales que trabajan directamente con la sociedad civil y con el sector privado. 
Mujeres en un centro de formación para artesanías tradicionales en Bangladesh

Es la mayor fuente de asistencia al desarrollo de la ONU, gracias a su presupuesto anual de 2300 millones de dólares. Entre otros, sostiene los siguientes programas: Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Mujer (UNIFEM); Voluntarios de las Naciones Unidas (UNV) y Fondo de las Naciones Unidas para el desarrollo de la capitalización (FNDUC).

Desde la publicación del primer Informe sobre Desarrollo Humano del PNUD en 1990 hasta 2015, la alarmante cifra de 3000 millones de personas que vivían en 62 países de bajo desarrollo, se ha reducido a casi 1000 millones de personas en 43 de esos países. 
En esos mismos años, se llevaron a cabo los Objetivos del Milenio, que culminaron con la satisfacción de haber logrado importantes avances en la reducción de la pobreza extrema, el aumento de la escolaridad en primaria y la disminución de la mortalidad infantil.  
Cincuenta años después, el PNUD se presenta como el principal promotor de los Objetivos de Desarrollo Sostenible basados en la erradicación de la pobreza, la lucha contra la desigualdad y la injusticia y hacer frente al cambio climático
Autora: Pilar González-Cremona

25 años de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)

La Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo cumple este mes de noviembre veinticinco años y lo celebra con una exposición en la que participa el Ayuntamiento de Madrid. Se llama cooperaciónESdesarrollo. Plantea un recorrido por algunos de los principales proyectos que la Agencia ha llevado a cabo en todo este tiempo. Se puede ver en el Centro Cultural de Conde Duque del 12 de noviembre al 15 de enero.
Hace veinticinco años se llamaba Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) y su origen más remoto es el antiguo Instituto de Cultura Hispánica,  fundado en 1946; a éste le sustituyeron en la transición el Centro Iberoamericano de Cooperación y posteriormente, el Instituto de Cooperación Iberoamericana (ICI).
En 2007 la AECI, con la modificación de sus Estatutos, pasó a ser la actual AECID formando parte del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, y dentro de éste, de la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica (SECIPI). Con el nuevo nombre, se pretendía resaltar uno de los aspectos más importantes de la cooperación internacional: el desarrollo.
Así, lo que comenzara como una institución destinada a fomentar las relaciones entre los pueblos Iberoamericanos y España, en pocos años se convirtió –según su definición- en “el principal órgano de gestión de la Cooperación Española, orientada a la lucha contra la pobreza y al desarrollo humano sostenible”. Y al mismo tiempo, aumentó considerablemente su representación territorial: no sólo en América Latina, sino en el Norte de África, África Central, Oriental y Austral, en Oriente Próximo y en Filipinas y Vietnam. Actualmente está presente en 30 países socios (que es como se denominan los Estados destinatarios de la cooperación).
Las actividades que desarrolla en estos países se dividen en sectores: agua y saneamiento (considerando que su acceso es un derecho humano, la Agencia le da un valor estratégico y prioritario); crecimiento económico; Cultura y ciencia; Desarrollo rural, seguridad alimentaria y nutrición; educación; género; gobernabilidad democrática; medio ambiente y cambio climático y salud.
Como organismo oficial, está dotada de un presupuesto, que para 2013 fue el 13,61% de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), concretamente, 264,09 millones de euros. Para el logro de sus fines, la AECID dispone de la ayuda de diferentes entidades: Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo (ONGDs), que gestionan el 20 % del IRPF que los ciudadanos destinan voluntariamente a otros fines de interés social, En España existen más de 2000 registradas en la AECID que trabajan en más de 100 países; la Unión Europea: España contribuye –como los demás Estados miembros- a los fondos que la UE destina al desarrollo. La AECID dispone de personal en Bruselas para coordinar los proyectos de desarrollo. Como sus homólogas de los demás Estados miembros, ha sido acreditada por la UE para llevar a cabo sus acciones; los países socios; las Naciones Unidas y sus organismos especializados (FAO, UNESCO, OIT, etc.); el sector empresarial español y de los países socios (a través de la promoción de  la creación de micro, pequeñas y medianas empresas, diseño de programas de formación y capacitación, etc.)
La asignatura pendiente en cooperación internacional para el desarrollo es siempre la misma: la coherencia de las políticas de cooperación con los objetivos trazados. Desgraciadamente, la crisis en nuestro propio país ha hecho que el presupuesto que las Administraciones Públicas destinaban a la cooperación internacional se redujera considerablemente. No obstante, los proyectos que la AECID se ha propuesto para los próximos años –a través de su IV Plan Director-, siguen en pie y se espera que sigan dando buenos resultados.  
Para más información: 
Pilar González-Cremona