Sé el Grinch de estas Navidades

Héctor Molero Lombarte

A todos y todas se nos ablanda el corazón con las navidades, pero el espíritu navideño puede ser algo más Grinch. ¡Y no es ninguna paradoja! El Grinch era verde y sostenible, reciclaba la basura del pueblo de los Who, le gustaba vivir momentos en vez de comprarlos… ¡Todo un modelo navideño!. Lo importante de las navidades no son los regalos y el consumismo, sino otras muchas cosas:

  • Agradecer por la vida, por un año más, por los vínculos y las relaciones que tenemos.
  • Reflexionar sobre la cantidad de regalos y privilegios que tenemos y valorarlos realmente.
  • Regalar momentos y espacios, es decir, hacer regalos vivenciales. Ir al cine, una excursión, hacer en familia un taller, dar un paseo, hacer trueques, entre otras opciones.
  • Buscar alternativas en las recetas, los juguetes, el transporte o la energía en estas fechas.
  • Profundicemos un poquito más…

NAVIDADES VIVENCIALES: Disfrutamos con nuestra gente, con amistades/familia, con personas con las que tenemos un vínculo intenso. Las experiencias son los mejores regalos y al final, los momentos en compañía son lo más “navideño”.

REGALOS ALTERNATIVOS: Si son vivenciales o experienciales, mejor. Un cine, una excursión, una tarde con la familia haciendo postales, adornos, cantando, bailando, riendo… Aprovechamos y nos damos un paseo por la ciudad o el entorno más cercano y visitamos sitios decorados con luces o con nieve. Hacemos trueques, recetas navideñas, regalos y envoltorios reutilizando materiales…

NO AL CONSUMISMO POR EL CONSUMISMO: Reciclar está bien, pero no es suficiente (y hoy en día menos aún). La reducción y la reutilización son la clave para cuidar un poquito más el planeta y ser más conscientes en nuestras compras y nuestros regalos. Y si compramos, reflexionamos sobre el ciclo de vida del producto y tendremos en cuenta que los productos que lleven plástico, que vengan desde la otra punta del mundo o que no sean de Comercio Justo o Ecológico, conllevan un gasto ecosocial (que no aparece reflejado en el precio, pero que existe igualmente).

DECORAMOS DE OTRA MANERA: El árbol de plástico, las guirnaldas de plástico, las bolas y adornos de plástico, el Belén de plástico… El movimiento ZeroWaste nos muestra que hay miles de alternativas. Si tenemos este tipos de adornos en casa, los usamos; pero si no los tenemos, antes de comprarlos, reflexionamos. Quizás un árbol diferente y construido entre todos los que comparten estas navidades con nosotros/as tiene incluso más valor que el tradicional y puede ser hasta más bonito. También se pueden hacer centros de mesa con elementos naturales y velas o manualidades de mil tipos. ¡Google y Pinterest al rescate!

– RECETAS DIFERENTES: El consumo de carne y pescado es uno de los grandes factores de contaminación del planeta. Sin necesidad de opciones veganas o vegetarianas (que también son muy sugerentes), se pueden hacer recetas reduciendo estos tipo de productos, así como los ultraprocesados o los transgénicos (y nuestra salud también lo agradecerá). Las recetas con verdura y fruta son deliciosas y si se realizan en equipo, ¡se disfrutan mucho más!

LOS JUGUETES: Los juguetes pueden ser de mil tipos. Las construcciones fascinan a los más pequeños y si son de madera u otro material no plástico, proporciona muchos más estímulos desde la neurociencia. Los libros, la ropa o los juegos grupales siempre han sido un gran regalo por su utilidad o la sociabilidad que aportan. Siempre podemos repensar qué juguetes nos hacen más ilusión y cuáles no, seleccionar, ser conscientes e incluso donar los que ya no queramos de otros años. Y una vez más, recordamos que los juguetes no tienen género y que el juego es un componente de aprendizaje cognitivo y social. La diversidad siempre es estimulante y el juego, si es libre, mejor.

BRINDEMOS Y FELICITEMOS: Si brindamos y comemos, que sea con vidrio o cerámica. Nada de plásticos de un solo uso. Intentaremos tener cenas ZeroWaste, ¡no es tan complicado! ¡Y las fecilitaciones, se pueden hacer por las redes sociales o por correo electrónico! Si las hacemos a mano, siempre es mejor reutilizando materiales, no sólo por lo ambiental, sino por el detalle de regalar nuestro tiempo en su realización.

TRANSPORTE PÚBLICO: Los atascos navideños son un verdadero tostón, aprovechamos el transporte público o las caminatas que siempre serán menos contaminantes y más saludables. Y si hay que usar el coche, compartiremos siempre que podamos, ¡mejor para el bolsillo y para el medio ambiente!

EFICIENCIA ENERGÉTICA: Podemos iluminar estas fiestas con responsabilidad y sostenibilidad, pensaremos en qué horarios queremos encender los aparatos y no los dejaremos en stand by. Si los juguetes usan pilas sería un inconveniente a tener en cuenta y si aún así, decidimos comprarlos, ¡mejor con pilas recargables! En cuanto a la calefacción, una temperatura confortable se suele situar entre 18ºC y 21ºC. El abuso de la calefacción es un gran problema ambiental, intentaremos preservar el calor, cerrar las ventanas y apagarla cuando nos vayamos a dormir o cuando no estemos en casa.

Por último, el Grinch vivía en la montaña, por lo que una ruta o un taller en centros de educación ambiental cercanos a nuestro domicilio puede ser la guinda del pastel navideño.

Regala Bookcrossing por Navidad

Llega la Navidad y con ella los regalos navideños que ofrecemos a familiares y amigos. Si eres un amante de los libros, queremos proponerte regalar y recibir regalos de una manera diferente: haciendo Bookcrossing
Ya os hemos hablado en otras ocasiones de este movimiento internacional pero, por si aún no habéis leído nada sobre él, os diremos que es un movimiento cuya meta es poner en circulación los libros que tenemos olvidados en nuestras estanterías. El procedimiento es sencillo: se trata de registrar los libros que queramos liberar en el portal de Bookcrossing, dejarlos “olvidados” en un lugar público a la espera de que un nuevo lector desconocido lo encuentre, lo lea, y reseñe su experiencia en el diario.
Gracias al código BCID podemos seguir la pista al documento en su viaje por el mundo de lector en lector.
Por último, si quieres salir a la “caza” de libros que hayan sido liberados, existe un buscador para consultar todos los títulos disponibles y saber cómo y dónde recogerlos.
No lo dudes, empieza a participar en el movimiento de Bookcrossing y regala y recibe libros en nuestro punto oficial de Bookcrossing esta navidad.
Más sobre Bookcrossing: díptico explicativo de la Biblioteca