Mesa redonda sobre la gestión sostenible del agua en el siglo XXI

El agua es un recurso limitado clave para el bienestar humano, así como para cualquier ecosistema. En los últimos años hemos asistido a una degradación mundial del medio ambiente que ha producido sequías, desencadenándose crisis humanitarias al no tener la población acceso a agua potable. En 2015, en el seno de Naciones Unidas, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Entre ellos, destacamos el Objetivo 6: Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos
Actualmente es la agricultura la que representa un mayor consumo de agua a nivel mundial. En segundo lugar de demanda de agua se sitúan la industria y la energía. Los países más desarrollados tienen una proporción mucho mayor de extracciones de agua dulce para la industria que los países menos desarrollados, donde predomina la agricultura. Las ciudades son también un reto para la gestión del agua ya que más de la mitad de la población vive ya en áreas urbanas y, para 2050, se espera que sean más de dos tercios de la población mundial. Por otra parte, la mayor parte de este crecimiento ocurrirá en los países en vías de desarrollo, que tienen una capacidad limitada para hacer frente a estos rápidos cambios.
La gestión sostenible del agua nos implica a todos, tanto a nivel individual como a nivel colectivo. En este contexto, el Grupo de Biblioteca Sostenible de la Biblioteca UNED ha organizado una mesa redonda en la que se reflexionará sobre este tema y que tendrá lugar el próximo 9 de mayo, a las 11:30 horas en la Sala A de la Facultad de Derecho de la UNED.
La mesa estará presidida por Isabel Calzas, Directora de la Biblioteca de la UNED, que  informará de las políticas sostenibles implantadas en la Biblioteca de la Sede Central de la UNED y presentará a los expertos que integran la mesa redonda. A continuación intervendrá Amelia Pérez Zabaleta, que es Directora de la Cátedra Aquae de Economía del agua y Directora del Centro Asociado de la UNED de Madrid, además de profesora titular de Economía Aplicada en la UNED. Amelia presentará los distintos proyectos que lleva a cabo dicha Cátedra, destacando aquellos relacionados con la gestión del agua urbana. Seguidamente, tomará la palabra  Sara Velázquez Díaz, coordinadora del Área de Agroecología y Desarrollo Rural de GeoAlternativa, que comunicará los resultados de una comparativa que ha llevado a cabo entre la gestión del agua en la producción convencional y agroecológica y cómo ésta última repercute en el territorio. La última ponencia correrá a cargo de  Héctor Molero Lombarte, que es educador ambiental, maestro y especialista en sostenibilidad. Héctor compartirá su experiencia como educador ambiental en la Comunidad de Madrid y las actividades formativas en gestión sostenible del agua en las que ha participado.

La UNED firma la Carta de la Tierra

Carta de la Tierra

A instancia de María Novo, titular de la Cátedra UNESCO de Educación Ambiental y Desarrollo Sostenible de la UNED, nuestra universidad se ha adherido a la Carta de la Tierra.

El documento, fue rubricado por Alejandro Tiana, rector de la UNED, y como testigos de honor por, Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de Paz, Juan María Alzina de Aguilar, secretario general de la Comisión Española de Cooperación con la UNESCO,  María José Carrillo, presidenta de la Fundación Valores y la Catedrática de la UNED, María Novo.
La adhesión de la UNED, a la “Carta de la Tierra”, se fundamenta en la trascendencia razonada de su significado, que se plasma en los puntos que Alejandro Tiana, rector de la UNED rubricó como un compromiso de esta institución educativa, que asume, que:
“La Carta de la Tierra es una declaración de principios fundamentales para la construcción de la comunidad del Siglo XXI. Se basa en las ideas de interdependencia, responsabilidad compartida y sostenibilidad de las formas de vida humana sobre el planeta. Su objetivo es establecer una ética ecológica y social que contribuya a crear una sociedad mundial más equilibrada ecológicamente y más equitativa socialmente…
 
En la suma de esfuerzos por un mundo mejor, la UNED se declara: 
Preocupada, por los avances hacia un mejor futuro común, en el que la protección ambiental y el desarrollo sostenible de los pueblos pueda darse bajo principios éticos que garanticen una convivencia armónica de los seres humanos y los pueblos entre sí y de toda la humanidad con la naturaleza. Teniendo en cuenta, que la Carta de la Tierra presenta un planteamiento holístico y coherente para responder a los problemas interconectados a los que se enfrenta la comunidad mundial. Considerando, que la Carta de la Tierra es una declaración que promueve el respeto y la responsabilidad para con todos los seres vivos, así como la integridad ecológica, la justicia social y económica, la democracia, la no violencia y la paz. Reconociendo, que la Carta de la Tierra es el resultado de un proceso de consulta multicultural e intersectorial llevado a cabo durante las últimas décadas que resume los valores y principios fundamentales para la sostenibilidad de nuestras formas de vida. Resuelve adherirse y avalar formalmente la Carta de la Tierra, reconociendo que la misma constituye un importante referente ético para el desarrollo sostenible” Nos comprometemos, a utilizarla como guía y marco ético para la toma de decisiones, en el desarrollo de planes y políticas y como instrumento educativo para el desarrollo sostenible, bajo la visión y las metas del documento que buscan un mundo justo, atento a los valores de la Tierra y a la paz y no violencia”.

Más información:

La UNED crea un portal de datos sobre su gestión energética

En estos días la UNED ha presentado a la comunidad universitaria el nuevo portal OTOM-UNED ODS, que hace público los datos de gestión energética de los edificios de la Universidad.

Esta actuación se encuadra dentro de Aporta, actuación promovida por el Gobierno de España, para facilitar el acceso de los ciudadanos a la información del sector público español. Entre otros datos, se incluyen el consumo energético y de agua y las emisiones de CO2. También se reflejan todas las actuaciones implantadas desde el año 2000 dentro de la Estrategia de Eficiencia Energética de los Edificios de la UNED. Esta última se aprobó en 2012 y se enmarca dentro del Programa de Austeridad, Sostenibilidad y Eficiencia de la UNED.
Estas y otras actuaciones han convertido a la UNED según Antonio Rubio, arquitecto de la UNED y director de la OTOM (Oficina Técnica de Obras y Mantenimiento) en una universidad altamente sostenible:
”De acuerdo con los indicadores de intensidad energética y emisiones de CO2, la UNED es una Universidad muy sostenible desde el punto de vista energético, pero nuestro objetivo es continuar mejorando y ayudar a que el impacto de la actividad de la UNED sobre el medio ambiente esté lo más controlado posible y sea el menor posible”.
Una vez sistematizados los datos, accesibles y transparentes en el portal OTOM-UNED ODS los siguientes retos y compromisos consisten en mantenerlos actualizados semestralmente, continuar mejorando siempre en todo lo que tenga relación con la energía y su uso eficiente. Para ello se están desarrollando auditorías energéticas en todos los edificios de la Universidad (ya se habían iniciado antes de la publicación del Real Decreto que establece su obligatoriedad). Con estos elementos se pretende tener caracterizado en detalle el perfil de consumo energético de la UNED y poder establecer propuestas de mejora basadas en datos reales y objetivos.
Para el próximo año está previsto que se desarrolle un Plan de Gestión Sostenible del Agua así como el Cálculo de la Huella de Carbono de todas las instalaciones de la UNED.